Un arte más exigente

Se ha originado un movimiento artístico que surge de la fusión de las artes visuales y de la composición musical. El termino puede llevar a pensar, que ya existe, porque un cantante de ópera o un músico prodigioso es una expresión del arte en forma de sonido.

Pero en el caso del Arte sonoro, es conseguir una pieza, obra o escultura que además de impactar nuestro sentido visual, también nos asombre la manera en que consigue genera sonidos por medio de técnicas mecánicas, repetitivas y poco comunes para el oído humano.

En la mayoría de las veces, una obra de arte sonoro genera el arte de acuerdo con el entorno, a la fuerza del aire o del agua. Es una obra de arte en movimiento que capta más de un sentido para impresionar a sus asiduos espectadores.

En el arte sonoro se pueden involucrar la tecnología del audio en cualquiera de sus formas. John Cage es uno del exponente de este tipo de obra, es un gran pensador, filosofo, escritor y una personalidad innovadora en el campo de la música y los sonidos.

Unión de dos formas

El arte tradicional, generalmente estimula solo uno de los sentidos, es en otra época donde se busca integrar dos formas de arte en una misma obra de arte, como una escultura con textura, pero el mejor ejemplo es el arte sonoro.

No solo se estimula los sentidos por medio de la vista, que impresiona por sus formas, por las texturas, los colores y el concepto del objeto que se mira, sino que nos regala una serie de sonidos únicos para engrandecer la experiencia artística.

Genialidades artísticas

El principal representante es John Cage, esta generalidad nace en los ángeles y muere en el año 1992, a los 80 años. Pionero de la música aleatoria, de la música electrónica y del uso no estándar de instrumentos musicales.

La primera obra de arte sonoro español fue Étude de Stage, de Juan Hidalgo, una pieza de cinco minutos que explora un paisaje de sonidos eléctricos. MASE: I muestra del arte sonoro español, se produce en un formato de DVD, en el año 2007, que consta de 8 pistas de las obras, celebradas en córdoba y Lucena durante el mes de octubre de 2006.

  • Concha Jerez: Jardín de palabras escritas
  • José Manuel Berrenguer: Transfer
  • Guillermo Lorenzo: cumulatio fracta
  • Lugan: bosques de mensajes
  • Entre otros.

Obras sonoras

Entre los mayores logros de esta corriente artísticas está el “Textured Screen” de Harry Bertoia, realizado en 1954.

En el 2003, se puso en marcha en ambiciosos proyecto de Panopticon, The Singing Ringing Tree, que luego de cuatro arduos años, se pudo culminar las cuatro piezas que la comprenden, en las localidades de Blackburn, Burnley, Pendle y Rossendale. El preferido es una enorme figura con forma de árbol a partir de tubos de acero galvanizados que emite un sonido misterioso cuando sopla el viento.

El Blackpool Órgano de Pleamar, parece un tentáculo de pulpo de 15 metros; pero hecho de acero tipo corten. Cuando sube la marea, ocho tuberías quedan sumergidas por el agua. La corriente marina empuja agua que a su vez inyecta aire en los tubos del instrumento y produce sonidos. El instrumento no ejecuta ninguna melodía conocida, sino más bien un sonido ambiental.

error: Content is protected !!