El verdadero origen del arte sonoro

Definir el arte sonoro es un poco difícil, ya que el mismo no es música, tampoco es sonido, mucho menos ruido, sin embargo, el arte sonoro es arte que reúne los elementos antes mencionados, aparte del conocimiento sobre la teoría de lo auditivo.

Pero todo arte tiene un origen, en el caso del arte sonoro, está próximo a conocer los eventos previos a este arte tan peculiar.

Thomas Edison y su fonógrafo

El fonógrafo es el primer artefacto que grabó sonidos, y fue creado por Thomas Edison (1847 – 1931), mientras realizaba algunos ajustes para el telégrafo y el teléfono a finales del siglo XIX, gracias a este invento es posible escuchar nuestra propia voz.

El cambio de siglo

Con la llegada del nuevo siglo, la sociedad ya era parte de la era industrial, por lo que la metrópolis se inundó de ruidos que provenían de coches, fábricas, así como diferentes tipos de maquinaria que comenzaron a ser parte de la vida cotidiana.

Así como un cerrajero es un conocedor de las cerraduras, y puede dominarlas, al poco tiempo, los artistas notaron y asimilaron esta nueva atmósfera, y comenzaron a darle importancia al sonido citadino como elemento artístico.

Para el año 1913 el pintor y compositor Luigi Russolo (1884 – 1947), escribió un manifiesto titulado el arte de los ruidos, en el cual señala que el ruido triunfa sobre la sensibilidad de los hombres. De igual manera, creó el intonarumori, el cual es un artefacto musical que recrea los sonidos de la ciudad a través de palancas, altavoces y cuerdas.

El estridentismo

Posteriormente, un grupo de artistas fundaron en la ciudad de México El Estridentismo, el cual nace como un movimiento de la ciudad estridente era el centro de la vida intelectual moderna, con la llegada de la electricidad, la radio y la música del compositor Silvestre Revueltas (1899 -1940), los cuales resultaron ser unos factores influyentes en el arte de vanguardia en nacimiento.

Para finales de los años 20, la proliferación de la radio y del jazz, se sumaron a los inventos anteriores que hicieron posible el sonido sincronizado en el cine con películas comerciales.

La llegada de la música concreta, el camino al arte sonoro

Para los años treinta, el compositor Pierre Schaeffer (1910-1995) comenzó algunos experimentos con grabaciones y otros arreglos mientras trabajaba en una de las primeras radiodifusoras francesas. El resultado fue el nacimiento de la música concreta, la cual se basaba en ruidos reales y grabados, sin el apoyo de instrumentos musicales.

Posteriormente, a mediados del siglo XX inició la era más prolífica de la música experimental, la cual inició gracias al reconocido compositor John Cage (1912-1992), quien introdujo algunos conceptos como la noción del azar, filosofía zen y el silencio a la música.

Todos los experimentos sonoros de Cage repercutieron notablemente en los movimientos artísticos existentes desde 1960, así como en la definición del arte sonoro, el cual incorporó posteriormente la escultura, poesía, paisajes sonoros, ecología acústica y cultura auditiva general.

De hecho, para algunos artistas del arte sonoro consideran el espacio en el cual se realiza la reproducción, un ejemplo de esto es la artista Susan Philipsz, ganadora del premio Turner, quien considera que el sonido y el sitio son igual de importantes, por lo que sus obras son instaladas en sitios que evocan la memoria a través del sonido.

error: Content is protected !!